¿Cuál Es El Propósito De La Comunión?: Su Cuerpo y Sangre

La Comunión también se conoce como el «Pan de Vida», y es uno de los seis sacramentos de la Iglesia Católica. El propósito de la Comunión es ayudar a los fieles a unirse más estrechamente a Cristo y a los demás miembros de la Iglesia. Al comer el cuerpo de Cristo y beber su sangre, los fieles se comprometen a seguir Su Enseñanza y a vivir una vida de amor y servicio.

¿Cuál Es El Propósito De La Comunión?: Su Cuerpo y Sangre

La Comunión




El propósito de la Iglesia. COMUNIÓN




¿Cuál es el propósito de la comunión?

El propósito de la comunión es recordar lo que Jesús hizo por nosotros y darnos un sentido de unidad con Él y con otros creyentes. Al tomarla, estamos reconociendo que Jesús es nuestro Salvador y que hemos sido perdonados de nuestros pecados. Nos ayuda a adorar a Jesús y a dar gracias por todo lo que Él ha hecho por nosotros.

¿Cuándo se celebrará la comunión?

En la mayoría de las religiones cristianas, la Comunión es la participación de los creyentes en el cuerpo y la sangre de Cristo. Esta practica se basa en el pasaje de la Ultima Cena en el Evangelio de Lucas, donde Jesús dice: «Tomad y comed, esto es mi cuerpo».

La Comunión se celebra generalmente durante un servicio religioso, y los creyentes pueden participar de una vez o varias veces. En algunas tradiciones, se considera como un sacramento, mientras que en otras se ve como una simple acto de adoración.

Ver Tambien:  ¿Por Qué Las Brujas Son Como Son?: ¿Monstruos o Ilusiones?

¿Por qué es importante la Comunión?

La Comunión es importante porque es una forma de recordar el sacrificio de Jesús. Al tomar la Comunión, recordamos que Jesús murió por nuestros pecados y que su muerte nos dio la oportunidad de tener una relación con Dios. Es una forma de expresar nuestro agradecimiento a Jesús y de comprometernos a seguir sus enseñanzas.

¿Cómo se toma la Comunión?

La Comunión, también conocida como la eucaristía o el sacramento de la Cena del Señor, es una ordenanza religiosa cristiana en la que los participantes comen pan y beben vino en recordación del sacrificio de Jesús Cristo.

Según el Evangelio de Mateo, esta fue la última instrucción de Jesús a sus seguidores antes de ser arrestado y crucificado. Aunque la forma en que se toma la Comunión varía entre las diferentes denominaciones cristianas, la mayoría comparten una creencia común de que, al recibirla, se recibe el cuerpo y la sangre de Cristo.

¿Quién puede tomar la Comunión?

Solo los católicos que estén en estado de gracia pueden tomar la Comunión. El estado de gracia significa estar libre de pecado mortal y tener una buena relación con Dios. Los católicos deben confesar sus pecados mortales antes de tomar la Comunión, y si no lo hacen, cometen un sacrilegio.

(Visited 44 times, 1 visits today)

Deja un comentario