¿La Salvación Es Instantánea o Un Proceso Gradual?

La Biblia no deja ningún espacio para la duda: la salvación es un don de Dios que se recibe en el momento en que una persona acepta a Cristo como su Salvador personal. La Escritura dice claramente: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). “Mas todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).

La salvación es un don gratuito de Dios, pero eso no significa que sea algo automático. Dios nos da el libre albedrío para aceptar o rechazar su amor. La Escritura dice: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8). “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).




Cuando la salvación necesita ser explicada otra vez – Pastor Miguel Núñez #LaIBI

¿La salvación es un proceso gradual o instantánea?

La salvación es un proceso gradual, ya que implica el arrepentimiento de los pecados, la conversión a Cristo y la vida de santidad.

¿Cómo sabemos si hemos sido salvados?

Podemos estar seguros de que hemos sido salvados porque la Biblia dice que Dios nos ha dado Su Espíritu como una garantía de nuestra salvación futura (Efesios 1:13-14). Esto significa que, si tenemos el Espíritu de Dios en nosotros, podemos estar seguros de que estamos salvados. La Biblia también dice que los salvados son aquellos que han aceptado a Cristo como su Salvador personal y han recibido el perdón de sus pecados (Juan 3:16-18). Si hemos hecho esto, podemos estar seguros de que Dios nos ha salvado.

¿De qué depende la salvación?

La salvación depende de la gracia de Dios. No hay nada que podamos hacer por nosotros mismos para ganar nuestra salvación. Dios es misericordioso y perdona a aquellos que se arrepienten de sus pecados y le siguen.

¿Necesitamos hacer algo para mantener nuestra salvación?

La Salvación es un don gratuito de Dios a todos los seres humanos, nadie puede ganarla o merecerla. Es un don que Él ofrece a todos, pero que debemos aceptar personalmente. Una vez que lo hayamos aceptado, nosotros mismos debemos hacer algo para mantenerla y conservarla. Arrepentirnos de nuestros pecados y seguir las enseñanzas de Cristo.

¿Cómo puede ser la salvación instantánea?

La salvación puede ser instantánea si la persona acepta a Cristo como su Salvador. Cuando una persona acepta a Cristo, él o ella están diciendo «Sí» a Dios para perdonar sus pecados. Él ya ha preparado todo para la salvación, y todo lo que necesita hacer la persona es aceptarlo.

Ver Tambien:  ¿La Resurrección Es Un Hecho Histórico O Una Simple Fábula?
(Visited 17 times, 1 visits today)

Deja un comentario